Verboides

Formas no personales o no conjugadas de los verbos.

¿Qué son los verboides?

Los verboides son las formas no personales o no conjugadas de los verbos, también se dicen nominales o no flexivas. Se obtienen añadiendo distintas terminaciones a las raíces. Se utilizan con los verbos conjugados para formar perífrasis o frases verbales.

Existen tres tipos de verboides: los infinitivos (Ej: cantar, querer, vivir), los gerundios (Ej: cantando, queriendo, viviendo) y los participios (Ej: cantado, querido, vivido).

Al no tener morfemas de persona y de tiempo no existe concordancia con un sujeto ni tampoco enuncian una referencia de tiempo concreta (pasado, presente o futuro), aunque sí pueden dar una idea temporal. Es decir, no presentan tiempo ni persona como sí lo hacen los verbos conjugados.

Tampoco constituyen oraciones independientes, salvo en algunas excepciones (como los predicados no verbales), y para ser parte de una oración deben estar vinculados a un verbo auxiliar (las perífrasis) o unidos a una oración principal que le brinda la interpretación temporal y la referencia a la persona.

Los verboides tienen una doble función: por ser formas verbales, admiten los modificadores propios del verbo, pero además se comportan sintácticamente como una clase de palabra diferente.

Tipos de verboides

Existen tres tipos de verboides: los infinitivos, los gerundios y los participios.

Infinitivo

El infinitivo presenta las terminaciones  -ar, -er o –ir. Es la forma en que figuran los verbos en el diccionario. Es el nombre del verbo, por eso pueden ser verbales o nominales, lo que quiere decir que trabaja sintácticamente como verbo y también como sustantivo.

Al funcionar como sustantivo, el infinitivo puede ir precedido por artículos. Por ejemplo: el veterinario observó el mirar triste del perro. Y al funcionar como verbos: todos esperamos viajar en el verano.

Usos del infinitivo:

  • Cuando tiene carácter nominal puede tener modificadores. Por ejemplo: En el calmo andar del auto. Los modificadores son el calmo y del auto.
  • Al comportarse como verbo puede tener complementos del verbo. Por ejemplo: Queremos viajar por el mundo. El complemento es por el mundo.
  • Pueden funcionar como predicativo si es parte de construcciones no subordinadas con los verbos percepción (ver, oír) y causación (hacer, dejar). Por ejemplo: Dejó a los niños jugar.
  • Tiene, igual que los verbos conjugados, formas compuestas, haber soñado, y voz pasiva, ser tratado bien.
  • En oraciones subordinadas sustantivas:
    • Enunciativas: Quisiera no tener que esperar.
    • Interrogativas indirectas: Están pensando qué regalarte.
    • Oraciones de relativo, con o sin antecedente: No sé qué hacer.
  • En oraciones subordinadas adverbiales y de relativo: Tiene a quién creer.

Participio

El participio termina con las formas  -ado, -ido, y se usa en los tiempos compuestos, por ejemplo: había viajado, así como en las frases verbales en voz pasiva, fue rescatado. La función es la de verbo y la de adjetivo. Por ejemplo: El departamento vendido.

Los usos del participio son:

  • Cuando funciona como adjetivo suele llamarse participio absoluto.
  • Además de acompañar al sustantivo respeta las mismas reglas gramaticales, concuerda con este en género (femenino o masculino) y número (singular o plural). Por ejemplo: El departamento vendido / La casa vendida.
  • En perífrasis verbales en voz pasiva. Por ejemplo: El camino fue arreglado por la municipalidad.
  • Uso en tiempos compuestos del modo infinitivo o subjuntivo. Por ejemplo: Habíamos llegado ya muy tarde para cenar (pretérito pluscuamperfecto, modo indicativo). Hubiéramos vivido más tiempo en el mar (pretérito pluscuamperfecto, modo subjuntivo).
  • En construcciones de valor adjetivo. Por ejemplo: El pedido llegó antes de lo esperado.

Gerundio

El gerundio termina en  -ando , -iendo. Funciona como verbo y como adverbio. Aporta un significado temporal durativo, expresa simultaneidad y anterioridad pero no posterioridad.

Los usos del gerundio son:

  • Para expresar una acción que sucedió en el mismo momento que la del verbo núcleo de la oración. Por ejemplo: Caminaba pensando en el trabajo.
  • Para expresar acciones anteriores al verbo núcleo. Por ejemplo: Saliendo temprano, llegaremos a tiempo.

Son incorrectos los usos del gerundio como adjetivo. Por ejemplo: Los camiones cargando arena. La oración correcta es: Los camiones que cargan arena.

Ejemplos de verboides

Los ejemplos están dividido por tipo de verboide:

  • Infinitivo: amar, pensar, querer, soñar, leer, vivir, caminar, comer, escribir.
  • Participio: amado, pensado, querido, soñado, leído, vivido, caminado, comido, escrito.
  • Gerundio: amando, pensando, queriendo, soñando, leído, viviendo, caminando, comiendo, escribiendo.

Oraciones con verboides

Algunas oraciones que hacen uso de verboides pueden ser:

  • ¿Hasta donde es posible amar?
  • Me gusta leer novelas.
  • Amar es la mejor sensación de la vida.
  • ¿Qué vamos a comer?
  • A Juan le gusta nadar.
  • El texto fue leído por el pastor.
  • Oscar es un profesor muy querido.
  • Había escrito pocas palabras para la tesis.
  • Estoy pensando qué hacer.
  • Me gustaría haber leído aquella novela.
  • Estaba comiendo en el restaurante.
  • Lo vi a Matías caminando por el parque.
Bibliografía:
  • Álvarez, D.; Chauvin, S.; Fernández, D. Giménez Zapiola, M.D.; (Eds.). Lengua y Literatura III. Prácticas del lenguaje. Editorial Santillana. 2013.
  • Arturi, M.; Giorgio, A. (Eds.). Lengua y literatura 2. Prácticas del lenguaje. Llaves. Editorial Mandioca. 2019.
  • Brito Barrote, M. (Ed.). Lengua y Literatura II. Convergente. Editorial Edelvives. 2018.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Verboides. Recuperado de Enciclopedia de Lengua y Literatura (https://enciclopediadelenguayliteratura.com/verboides/). Última actualización: julio 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)