Gramática

Disciplina antigua que estudia cómo están formadas las lenguas para poder crear e interpretar mensajes.

¿Qué es la gramática?

La gramática es una disciplina antigua que estudia cómo están formadas las lenguas para poder crear e interpretar mensajes.

Es una rama dentro de la lingüística que estudia los componentes, las leyes y reglas que reglamentan los usos de las lenguas y las diferentes maneras de organizar las palabras. El orden en que se usan es uno de los mecanismos que existen para internalizar estas reglas.

La reflexión sobre la gramática nos permite hacer uso consciente de las herramientas lingüísticas y lograr de este modo una comunicación eficaz que se traduce en los mensajes que producimos.

El término gramática proviene del en latín, grammatĭca, y se refiere al arte de utilizar o dominar la lengua, tanto escrita como oral, de un modo correcto.

Características de la gramática

Las principales características de la gramática están relacionadas a su objeto de estudio y al objetivo. Ellas son:

  • Se interesa por el sistema de reglas que el hablante nativo de cualquier lengua.
  • Estudia la lengua que los hablantes tienen incorporada de manera intuitiva.
  • Analiza la utilización de la lengua.
  • Facilita la comprensión de las expresiones.
  • Permite apropiarse de los mecanismos lingüísticos.
  • Realiza una reflexión sobre la lengua y las formas de uso.
  • Cada lengua tiene su propia gramática.

Niveles de la gramática

La gramática tiene como centro de estudio la lengua, por lo tanto, tiene en cuenta diferentes niveles de análisis:

  • Léxico: es el conjunto o repertorio de palabras que tiene una lengua. Las palabras son las bases desde las que se realizan los estudios y análisis gramaticales.
  • Ortografía: es la norma que regula los signos y su uso en textos escritos (signos de puntuación, signos diacríticos como tildes, letras).
  • Fonética y Fonología: estudia los sonidos de la lengua y sus combinatorias posibles.
  • Sintaxis: analiza las posibles combinaciones entre las clases de palabras y cómo construyen sentidos. Le importa la posición en la estructura oracional. El objeto de estudio de la sintaxis es la oración: una unidad de sentido con estructura predicativa, en general, y se la distingue gráficamente por empezar con mayúscula y terminar con un punto.
  • Semántica: estudia los significados del léxico (repertorio de palabras de una lengua) y las oraciones. Se interesa por las relaciones que estos significados tienen con otros más allá del contexto de producción.
  • Pragmática: estudia el uso concreto del lenguaje y cómo cambia el significado de las palabras. Tiene en cuenta el contexto y la finalidad de las construcciones lingüísticas que emite un hablante.
  • Morfología: estudia la estructura de las palabras y su proceso de formación.

Tipos de gramática

La gramática se clasifica de la siguiente manera:

  • Funcional: estudia si el lenguaje cumple su finalidad de forma correcta. En este tipo centramos algunos aspectos de la gramática como la pragmática, la semántica y la sintaxis.
  • Generativa: estudia y determina las oraciones constituidas de forma correctas, gramaticalmente.
  • Formal: determina un conjunto de normas que son comunes a todas las lenguas.
  • Sincrónica: concentra el estudio en un momento Se realizan dos recortes en el tiempo y se plantea un análisis de la utilización del lenguaje en ese periodo de tiempo.
  • Histórica, diacrónica: estudia la evolución del lenguaje, los cambios sufridos a través del tiempo.
  • Prescriptiva o normativa: estudia las normas de un lenguaje determinado. Identifica cuáles son las formas correctas o incorrectas de expresarse, de forma escrita u oral.
  • Descriptiva: describe la utilización actual de la lengua. Esta gramática se interesa por modismos, cronolectos, apodos, y el estudio de los fonemas y los constituyentes.
  • Tradicional: estudia las formas de uso de la lengua en Roma y Grecia. Por eso son consideradas lenguas madres y se utilizan para corregir ciertas normativas lingüísticas, o bien para enseñar algunos idiomas derivados.

Elementos de la gramática

Los elementos gramaticales, clases de palabras o categorías gramaticales se dividen en variables e invariables según admitan o no morfemas flexivos.

Variables

Los elementos de la gramática variables son:

  • Sustantivo: nombran diferentes entidades, como seres, objetos físicos o psíquicos o sensaciones. Por ejemplo: mesa, amor, tristeza, tiempo, fantasma.
  • Adjetivo: designan cualidades, características o relaciones de las entidades. Deben concordar con el sustantivo al que modifican. Pueden estar en grado positivo, comparativo o superlativo.
  • Verbo: predica algo del sustantivo. Los verbos indican acciones(rompió el vaso), procesos (aprendía rápido) o estados de las entidades (Era su amigo). Se pueden identificar en los verbos: tiempo, modo y aspecto.
  • Pronombres: tienen significado en la situación comunicativa, es decir significado ocasional ya que dependen del referente al que estén reemplazando. Existen los personales (ellos gritaban), demostrativos (queremos aquella), posesivos (era nuestro), enfáticos (¡Qué terrible!), relativos (Dijo que vendría) e indefinidos (Nadie llegaría).
  • Artículo: acompañan al sustantivo y concuerdan en género y número. A veces determinan el género del sustantivo si es ambiguo. Por ejemplo: Las estudiantes/los estudiantes.

Vale aclarar que la Nueva Gramática incorpora una clase de palabra, el determinante, que incluye a todos los elementos que determinan de manera directa, sin calificar, al sustantivo. Incluye: los artículos, los demostrativos, los posesivos, los numerales, los enfáticos y los indefinidos.

Invariables

Los elementos de la gramática invariables son:

  • Verboide: son la forma no conjugada del verbo, esto quiere decir que no tienen tiempo ni persona. Se utilizan con verbos conjugados para construir perífrasis, por ejemplo, en los tiempos compuestos: he pensado, había corrido. Hay de tres cases: infinitivo, terminados en –ar,-er,-ir( pensar, correr, vivir), gerundio (terminados en -ando, -endo) y participio (terminados en -ado , -ido).
  • Preposiciones: son una clase cerrada que cumple la función de nexo subordinante. Mesa de madera.
  • Conjunción: otorgan una relación entre dos palabras o construcciones. Pueden ser disyuntivas (caminamos o corremos), copulativas (caminamos y corrimos) o adversativas (caminamos pero no corrimos).
  • Adverbio: brindan información sobre las circunstancias, intensidad o grado de posibilidad del verbo, aunque también pueden modificar al sustantivo u otro adverbio. Por ejemplo: Llegó temprano, comieron Según su significado pueden ser: de tiempo, de modo, de cantidad, de afirmación o negación, de duda, de lugar.
  • Interjección: Se utilizan para manifestar reacciones, dolor estados de ánimo, despedidas o saludos en enunciados exclamativos. ¡Ay! ¡Hola! ¡Uhh!
Bibliografía:
  • Arturi, M.; Giorgio, A. (Eds.). Lengua y literatura 1. Prácticas del lenguaje. Llaves. Editorial Mandioca. 2019.
  • Arturi, M.; Giorgio, A. (Eds.). Lengua y literatura 2. Prácticas del lenguaje. Llaves. Editorial Mandioca. 2019.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Gramática. Recuperado de Enciclopedia de Lengua y Literatura (https://enciclopediadelenguayliteratura.com/gramatica/). Última actualización: junio 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)