Cuento

Obra narrativa breve.

¿Qué es un cuento?

Un cuento es una obra narrativa breve. Puede ser inspirado por un hecho conocido por todos, por un episodio literario anterior o por la imaginación.

Se diferencian de los mitos y las leyendas porque no forman parte de una creencia de un pueblo particular. Los cuentos tienen pocos personajes y una trama simple debido a su corta extensión.

Características de los cuentos

Los cuentos pueden ser muy variados en estilo, tema y narrador. Las características generales son:

  • Tienen una extensión breve.
  • Están escritos en prosa.
  • Mantienen unidad de efecto, lo que permite leerlos de principio a fin sin cortar: la brevedad ayuda a mantener la unidad.
  • Hay un narrador que cuenta la historia.
  • Presentan una única línea argumental.
  • Son historias ficcionales que pueden o no estar inspiradas en la realidad.
  • Debe tener pocos personajes.
  • Suelen tener una estructura fija que corresponde a:
    • Inicio: es la introducción a la historia, presenta personajes, tiempo y espacio.
    • Nudo: es cuando el conflicto se hace presente.
    • Conclusión: también llamado desenlace,  es el conflicto se resuelve para bien o mal.

Elementos de un cuento

En un cuento los elementos más comunes son: narrador, personajes, ambientación (tiempo y espacio) y trama.

Narrador

El narrador es un elemento clave en la narración. Todo cuento, relato o novela, al pertenecer al género narrativo, tiene un narrador que cuenta la historia.

El narrador puede ser externo si no pertenece a la historia o interno si es parte de esta. Existen narradores en 1ra, 2da o 3ra persona y protagonista, testigo u omnisciente.

El protagonista es el personaje que narra su propia historia. El testigo es aquel que narra lo que le pasó a otro personaje, ya sea porque lo vio o porque sabe lo ocurrido. El omnisciente, por otro lado, es aquel que tiene conocimiento absoluto de los personajes, sus pensamientos, sueños, pasado y futuro.

Personajes

Los personajes que aparecen en un cuento pueden ser principales y secundarios. Los personajes principales son los que marcan el movimiento de la historia, el más importante es el protagonista que lleva a cabo la acción del cuento.

También están los secundarios, estos son los que acompañan y dan marco a la historia. Las funciones de los personajes secundarios son la de ser ayudante u oponente del protagonista.

Ambientación

La ambientación es un elemento clave porque ayuda a situar al lector en el momento y lugar en que se desarrollará la historia. Dentro de la ambientación se debe tener en cuenta:

  • El tiempo puede dividirse en dos, el de la narración, y el de la historia. Según el tipo de cuento el tiempo interno de la historia puede ser claro y parte del marco o ambiguo. Dentro de este pueden pasar minutos, horas, días, incluso años. Por ejemplo en el cuento “El ruido de un trueno”, de Ray Bradbury, el personaje hace un viaje desde su presente a millones de años en el pasado.
  • El espacio presenta, por medio de descripciones o aclaraciones concretas, dónde ocurre el cuento, en qué lugar se encuentran los personajes. A veces el desconocimiento del narrador del espacio (por ejemplo en una 1ra persona) provoca en el lector desconcierto, o confusión propias de, por ejemplo, un cuento fantástico, así como las aclaraciones nos permiten estar frente a un cuento con características más realistas.

Trama

La trama de un cuento es el conjunto de unidades narrativas conectadas entre sí. Es decir, los acontecimientos cronológicos de la historia, sin los detalles o descripciones, se refiere a núcleos de narración (núcleos narrativos), que concentran los sucesos fundamentales. Sin estos la trama no tendría sentido o sería otra historia diferente.

La trama de un cuento puede identificarse a partir de algunas partes que nos muestran el desarrollo de la historia. De forma cronológica serían: los antecedentes, los incidentes (complicaciones), el desarrollo, el clímax (culminación) y el término de la acción.

Tipos de cuentos

Los cuentos no tienen una única forma de clasificarse, incluso pueden existir cruces entre los tipos de cuentos. Una clasificación posible entre los subgéneros más comunes es: fantástico, realista, maravilloso, de ciencia ficción.

Cuento fantástico

El cuento fantástico se desarrolla en un mundo ordinario, verosímil, en el que irrumpe algo extraño que asusta, asombra o desconcierta a los personajes.

La vacilación es la marca fundamental del cuento fantástico, tanto el personaje como el lector no entienden lo que ocurre con claridad. Es común que se mezclen sueños con realidad, personajes invisibles, espectros, fantasmas, vampiros, seres que no envejecen, el tiempo no corre de la misma manera para todos, etc.

Dentro de los cuentos fantásticos encontramos otros como los cuentos de terror o de vampiros. Los cuentos que al final brindan una respuesta científica o racional se llaman extraños. Por ejemplo: “El almohadón de plumas” de Horacio Quiroga, “La muerta enamorada” de Théophile Gautier.

Cuento realista

El cuento realista narra historias que representan la realidad, son una pintura del mundo real. Las reglas en estos cuentos son las mismas que en nuestra realidad y suelen estar ambientados en lugares y tiempos precisos.

Tienen grandes descripciones tanto de los ambientes como de la psicología de los personajes si fuera necesario. Entre los cuentos realistas más conocidos y leídos están los cuentos policiales (clásicos, negros, de espías,  etc.). Por ejemplo: “Pobres gentes” de León Tolstói, “La carta robada” de Edgar Allan Poe.

Cuento maravilloso

El cuento maravilloso es un tipo de cuento ambientado en un mundo en el que la magia es posible. Los personajes más comunes son hadas, duendes, magos, princesas, reyes, ogros, enanos, elfos, entre otros.

Son los clásicos cuentos de hadas, también hay cuentos tradicionales que entran dentro de la categoría de maravilloso. Por ejemplo: “La Cenicienta”, “La bella durmiente” de Charles Perrault.

Cuento de ciencia ficción

Los cuentos de ciencia ficción están ambientados en el futuro, suelen ser utópicos o distópicos y centran su narración en los avances tecnológicos, la medicina, los viajes al espacio, la robótica y el impacto ambiental o social.

Las historias en que la tecnología es lo más relevante, se le llama hard.  También puede que lo más importante sea el comportamiento humano, en especial como grupo en sociedades distópicas, en este caso el estilo será soft. Por ejemplo: “Vendrán lluvias suaves” de Ray Bradbury o “El centinela” de Arthur C. Clarke.

Ejemplos de cuentos

Algunos ejemplos de cuentos son:

  • “Viaje a la semilla”, de Alejo Carpentier.
  • “Carta a una señorita en París”, de Julio Cortázar.
  • “El sur”, de Jorge Luis Borges.
  • “El regreso de la anaconda”, de Horacio Quiroga
  • “El marcapasos”, de Juan Coletti
  • “La promesa”, de Gustavo Adolfo Bécquer
  • “El primer beso”, Clarice Lispector
  • “El leve Pedro”, Enrique Anderson Imbert
  • “Él para otra”, de Silvina Ocampo
  • “Si me tocaras el corazón”, de Isabel Allende
  • “La viuda de Montiel”, de Gabriel García Márquez
Bibliografía:
  • Avendaño, F. C., y otros; (2012) Lengua y literatura 1. Prácticas del lenguaje. Editorial Santillana.
  • Arturi, M.; Plastani, C. (Eds.). (2017) Lengua y literatura Prácticas del lenguaje. Llaves. Editorial Mandioca.
  • Castaño, G. y Chauvin, S. (Eds.). (2014) Lengua y literatura 1. Prácticas del lenguaje. Editorial Edelvives.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Cuento. Recuperado de Enciclopedia de Lengua y Literatura (https://enciclopediadelenguayliteratura.com/cuento/). Última actualización: septiembre 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)